La Chancaca es un alimento basado únicamente en el extracto de la caña de azúcar, pero para obtenerla, es necesario que siga un proceso específico.

Para extraer el jugo de la caña de azúcar es necesario asegurarse que haya pasado al menos un año, cuando ésta ha floreado ya. Luego, el jugo de la caña es extraído mediante diferentes métodos, uno de ellos, por ejemplo, puede ser haciendo uso de una máquina especial que se encarga de aplastar y triturar la caña hasta obtener todo su jugo.

Casi inmediatamente, el jugo extraído debe ser llevado a una caldera especial, donde será sometido a altas temperaturas por un buen rato (casi medio día), suele utilizarse una cuchara de madera amplia con orificios en ella para quitar las impurezas o trozos que estén en la preparación.

Luego de esperar unas cuantas horas, se aleja el jugo de caña del fuego, y se lo empieza a batir hasta que obtenga consistencia, durante este proceso, la chancaca adquiere el color con el que la conocemos. Seguidamente, solo queda verter el jugo a los moldes y esperar a que enfríen, el resultado una dulce chancaca ideal para acompañar buñuelos o preparar dulces postres como chancaquitas.

Aunque pocos lo saben, la Chancaca es un alimento conocido por toda América Latina, aunque puede tener algunas diferencias tanto en su preparación como en su uso en la cocina. Algunos de los nombres más comunes con los que se conoce a la Chancaca en elr esto de América Latina son: Panela (México, Colombia, Venezuela), Tapa Dulce (Costa Rica), Rapadura (Panamá) y Dulce de Atado (El Salvador).

Acerca del origen de la palabra Chancaca, esta puede provenir de la voz azteca náhuatl Chiancaca (azúcar moreno), o del quechua: Ch'amkay (machacar).