La gastronomía boliviana es una fusión de influencias indígenas, españolas y africanas, lo que la convierte en un tesoro culinario único. Entre los platos tradicionales que destacan en este país andino, la sajta de pollo se erige como una joya gastronómica. Este plato ofrece una deliciosa combinación de ingredientes autóctonos y técnicas de preparación que reflejan la diversidad cultural de Bolivia.
Tiempo de lectura estimado : 2 Minutos, 42 Segundos
La Sajta de Pollo de La Paz: Un Delicioso Viaje a los Sabores Bolivianos
La Sajta de Pollo de La Paz: Un Delicioso Viaje a los Sabores Bolivianos

Ingredientes Esenciales de la Sajta de Pollo

1. Pollo: El corazón de la sajta es el pollo mismo. Se selecciona cuidadosamente, se corta en trozos y se cocina a fuego medio hasta que esté tierno, luego se prepara con el ají, los condimentos y arvejas.

2. Tunta: La tunta es un ingrediente característico de este plato. Se trata de papas andinas que se han deshidratado y congelado, lo que les da una textura y sabor únicos. Antes de usarla, se rehidrata para que adquiera su textura deseada. Se utiliza la "tunta de pellizcar" la cual se prepara con maní de cocina lo cual aporta un sabor caractéristico al acompañamiento de este plato. Algunos utilizan el chuño que es también un derivado de la papa y característico de la región occidental del país, pero con sabor, textura y color diferente.

3. Papa: Las papas son una parte fundamental de la dieta boliviana, y en la sajta de La Paz, no podían faltar. Se las hace hervir, se les remueve la cáscara y se las agrega al plato al servir.

4. Ají Amarillo: El ají amarillo es un chile picante que aporta el característico picante a la sazón boliviana. Se muele y se mezcla con otras especias para crear la base de la salsa que adorna la sajta.

5. Arvejas: Las arvejas verdes añaden frescura y color al plato. Se incorporan a la mezcla para dar una textura crujiente y un sabor dulce que equilibra el picante del ají.

6. Sarza: La sarza es el toque final que corona la sajta de pollo. Esta salsa se prepara meticulosamente cortando cebolla y tomate en corte pluma. Luego, se sazona con sal y aceite, creando una ensalada refrescante que realza los sabores del plato.

Sobre la sarza agregamos hojitas de quirquiña que le dan un sabor único y le agregan aún más color a este exquisito plato

El Arte de la Preparación

La preparación de la sajta de pollo es un proceso que requiere cuidado y dedicación. El pollo se cocina a fuego lento con las especias y el ají amarillo molido hasta que quede tierno y jugoso. Al servir el plato, se añaden las papas y la tunta preparada con maní, creando una mezcla de texturas y sabores únicos.

La sajta se sirve caliente, con la sarza colocada sobre la mezcla para realzar los sabores y añadir un toque de frescura.

La Sajta de Pollo: Una Celebración de la Identidad Gastronómica

La sajta de pollo de La Paz es más que un plato tradicional; es una celebración de la riqueza cultural y culinaria de Bolivia. Este manjar refleja la diversidad de ingredientes locales y la destreza en la preparación que ha sido transmitida de generación en generación.

Cuando disfrutas de la sajta de pollo te embarcas en un viaje culinario que te permite explorar los sabores auténticos de la región occidental de Bolivia y apreciar la magia de sus tradiciones culinarias únicas. Es un recordatorio de cómo la comida puede ser una ventana a la cultura y una forma de conectar con la historia de un lugar y su gente.