Sopa de maní

La sopa de maní es una de las sopas más deliciosas de Bolivia. Esta receta es probablemente la versión más completa, ya que incluye ingredientes que normalmente no se utilizan en la sopa tradicional.

Sopas
1 hora
Hervido
6 Porciones

La sopa de maní es un plato tradicional y popular en Bolivia. Esta sopa rica y reconfortante combina sabores y texturas únicos.

La sopa de maní boliviana se prepara a partir de maní (cacahuete) molido o en pasta, que se utiliza como base para la sopa. Se suele combinar con ingredientes como carne de res, pollo o cerdo, así como con verduras y especias.

Ingredientes

6 Nudos de carne de cordero o costilla de vaca

1 cuchara de Sal molida

6 Papas

½ taza de Arvejas

½ taza de Habas verdes

1 taza de Maní molido

3 litros de Agua para cocer la carne

1 taza de Cebolla

½ taza de Tomate

1 cucharilla de Comino

2 Dientes de ajo

1 cuchara de Orégano

1 cuchara de Perejil

1 ½ cuchara de Ají amarillo molido

¼ taza de Aceite

Preparación

Paso 1 : Parta las papas peladas en cuatro, pele las arvejas, pique la cebolla menuda y el tomate pelado. Fría la cebolla en el aceite

Paso 2 : En una olla ponga al fuego los 3 litros de agua. Antes que empiece a hervir, agréguele la carne.

Paso 3 : Deje dar un hervor y ponga la sal, el tomate, la cebolla, el comino, el orégano, el ají y el ajo retostados en aceite. Luego agregue el maní molido.

Paso 4 : Deje cocer hasta que la carne quede blanda y cocida. Agregue las habas, las arvejas y las papas. Cocine hasta que estén suaves.

Paso 5 : Sirva en plato hondo, con un pedazo de carne y adorne con el perejil.