Cremolada de durazno

Como postre o como desayuno, la cremolada de durazno es una deliciosa opción, muy fresca y natural.

Repostería
15 minutos
2 Porciones

Ingredientes

250 gramos de Pulpa de durazno licuada

1 taza de Agua

125 gramos de Azúcar

Preparación

Paso 1 : Para preparar esta deliciosa receta, primero deberás calentar el azúcar con la taza de agua a fuego lento, moviendo constantemente hasta que se forme un almíbar.

Paso 2 : Una vez listo, apaga el fuego y deja que se enfríe.

Paso 3 : Luego, agrega la pulpa de durazno al almíbar y colócalo en el congelador durante tres horas.

Paso 4 : Pasado ese tiempo, retíralo, licúa la mezcla y vuelve a congelarla.

Paso 5 : Repite este último paso las veces que sea necesario hasta lograr la cremosidad deseada en tu helado de durazno casero.