Milanesa de hígado

Es un plato tradicional y nutritivo que destaca por su sabor robusto y su textura crujiente, su preparación comienza con la selección de hígado fresco, generalmente de res. El hígado se corta en filetes delgados y se adoba con sal, pimienta, ajo. Después de adobar, los filetes se sumergen en huevo batido y luego se pasan por una mezcla de pan rallado, asegurando que queden bien cubiertos para obtener una capa exterior crujiente al freír. Una vez empanados, los filetes de hígado se fríen en aceite caliente hasta que estén dorados y crujientes por fuera, pero tiernos y jugosos por dentro. Este proceso de fritura rápida permite que el hígado retenga su humedad y sabor, mientras la capa de pan rallado se vuelve dorada y apetecible.

Plato Principal
1 hora
Frito
6 Porciones

La milanesa de hígado se suele servir con acompañamientos tradicionales como papas fritas, arroz, ensalada fresca y, en algunas regiones, también con plátano frito o mote. Estos acompañamientos complementan perfectamente el sabor intenso del hígado, creando un plato balanceado y completo.

Además de su sabor distintivo, la milanesa de hígado es apreciada por sus beneficios nutricionales. El hígado es una excelente fuente de hierro, proteínas y vitaminas esenciales, lo que lo convierte en una opción saludable y energizante, especialmente beneficiosa en dietas que requieren un refuerzo de nutrientes.

Ingredientes

½ kilogramo de Hígado de res

1 taza de Pan molido

1 taza de Harina

3 Huevos

1 taza de Arroz

2 Tomates

1 Cabeza de cebolla

2 libras de Yuca

1 Limón

1 pizca de Sal

Preparación

Paso 1 : En un bol, se añaden dos huevos y se baten yema y clara, salpimentando al gusto.

Paso 2 : En otro bol se incorpora una taza de harina, y en un tercer bol se agrega el pan rallado.

Paso 3 : Después de filetear el hígado y salpimentarlo, se coloca en una mesa de trabajo los boles de pan molido, huevo batido y harina en un orden simétrico.

Paso 4 : Se reboza el filete de hígado primero en el pan molido, luego en el huevo batido y finalmente en la harina.

Paso 5 : Posteriormente se fríe la milanesa de hígado en aceite caliente por ambos lados.

Paso 6 : Para finalizar, se retira la milanesa de hígado de la sartén y se coloca en una bandeja con papel absorbente.