Aloja de maní

La Aloja de maní es una bebida tradicional boliviana con una textura espesa y un sabor único. Su preparación meticulosa y el ingrediente principal, el maní, le otorgan un carácter especial que la destaca de otras bebidas.

Bebidas
1 día
Hervido
8 Porciones

La Aloja de maní es una bebida tradicional deliciosa que requiere tiempo y paciencia en su preparación. Disfrutar de este refrescante y exótico brebaje es todo un privilegio, ideal para aquellos que buscan explorar sabores auténticos.

Al servirla al día siguiente bien fría, se disfruta aún más su exquisito sabor.

Ingredientes

1 taza de Maní con su cáscara morada

4 litros de Agua

2 tazas de Azúcar

1 Ramita de canela

4 Clavos de olor

Cáscara de una naranja

Preparación

Paso 1 : La preparación de esta bebida tradicional comienza un día antes.

Paso 2 : Se debe hervir toda el agua junto con la cáscara de naranja, canela y clavo de olor, para luego dejar enfriar a temperatura ambiente.

Paso 3 : Por otro lado, se debe hornear el maní con cuidado de que no se queme.

Paso 4 : Una vez listo, se pela y se muele en seco hasta que libere su aceite.

Paso 5 : Posteriormente, se mezcla el maní molido en 2 tazas de agua fría y se cocina la mezcla hasta que parte del agua se evapore y quede una pasta espesa.

Paso 6 : Una vez fría la pasta de maní, se mezcla con los 4 litros de agua previamente hervida y enfriada.

Paso 7 : Se agrega azúcar al gusto, empezando con 2 tazas y ajustando según el sabor deseado.

Paso 8 : La preparación se deja reposar en la olla tapada.

Paso 9 : Se recomienda servir esta deliciosa bebida al día siguiente, bien fría.