Origen e historia de las Salteñas

Se dice que las Salteñas tienen su origen a mediados del siglo XVI al sur oeste de Bolivia en Potosí. Por una modificación que se hizo a los pasteles y empanadas españolas. Recibe nombre de Salteña aproximadamente en el siglo XIX.

Las Salteñas son lo mismo que unas empanadas solo que se diferencia de las empanadas de Latinoamérica por los jugosas que son y por el ají y la papa que son predominantes. Además, tiene una masa suave y crocante por fuera.

Esta merienda la podrás conseguir en cualquier rincón de Bolivia. Al pasar por cualquier plaza y calle de paso podrás disfrutar de unas ricas salteñas. Estas se consumen normalmente a media mañana como una merienda que nos calmará el hambre hasta la hora del almuerzo.

Consumir las Salteñas también requiere tener grandes habilidades para no derramar el gran caldo que contiene en su interior y sin que se rompa. Para ello hay que irla comiendo por los extremos con mucho cuidado, de ahí se origino una frase que dice que quien sabe comer bien una salteña sin derramar, sabe besar muy bien.

Variedades de las Salteñas

Esta merienda tiene la ventaja de que se puede preparar con una gran variedad de ingredientes conservando el sabor de su masa. Entre ellos las podemos conseguir de carne, pollo, fricase, hoja, charque, pizza, vegetariana, entre otros.

También las podremos conseguir en variados tamaños y con algunos ingredientes extra como las aceitunas. Con el pasar del tiempo las han sacado vegetarianas o con carnes, dulces o picantes. La receta puede variar mucho y esto dependerá de los gustos de cada uno.

Datos de Interés

Según varios datos de prensa la salteña es considerada como una de las mejores comidas callejeras del Mundo.