Calculó mal el tiempo, sonó el teléfono, tocaron el timbre o algo en la televisión distrajo su atención, no importa, quemar el arroz es un accidente muy común en la cocina, más aun durante las primeras experiencias culinarias. Ahora puede despreocuparse, porque le proponemos algunas alternativas para disimular ese sabor a quemado y rescatar el plato del día.

Lo primero que tiene que hacer, es traspasar el arroz de una olla a otra, solo la parte de arriba, evite que la masa quemada sea parte de este traspaso. A continuación, pruebe cualquiera de las siguientes técnicas:

1. Pan.

Coloque unas 3 rebanadas gruesas de pan sobre el arroz, cierre la olla y espere entre 8 y 10 minutos. Luego, retire las rebanadas y pan.

2. Cebolla y ajos.

Parta una cebolla en dos y coloque los trozos dentro del arroz, luego mezcle todo utilizando ajos partidos, hágalo con suavidad para evitar que el arroz se vuelva masoso. Espere unos 10 minutos para extraer la cebollas y los ajos. Ahora podrá servir.

3. Papa.

Funciona casi de la misma manera que el pan. Simplemente, coloque unos trozos de papa cruda partida por la mitad, al cabo de 8 o 10 minutos, podrá retirar los trozos y servir.

4. Bicarbonato.

Vierta algo de bicarbonato sobre el arroz y mezcle suavemente. El bicarbonato disimulará parcialmente el sabor a quemado, así que quizás deba añadir un poco de aguaa la mezcla.

Para asegurarse que no quede rastro alguno del sabor a quemado, luego de haber seguido alguno de los consejos, añada algo de aceite mezclado con sal y un poco de agua fría, luego vierta y mezcle con mucha delicadeza. Hacer uso de hierbas aromáticas como cilantro y perejil, ayudará muchísimo a ocultar el sabor y aroma a quemado de su arroz.