La hamburguesa puede no formar parte legítima de la gastronomía boliviana, pero es muy conocida y popular para quienes buscan un bocado sencillo y rápido. Es considerada por muchos como un bocado nocturno, pues es cuando cae la noche que podemos adquirir una hamburguesa con mayor facilidad, ya que se encuentran en diversos restaurantes y puestos a lo largo de las calles. Es por eso que ahora recordaremos algo acerca de sus orígenes.

Aunque en realidad se encontraron vestigios arqueológicos de alimentos similares a la hamburguesa que datan de hasta 4 mil años (en el antiguo Egipto), la hamburguesa fue elaborada, o quizás simplemente popularizada, de manera oficial hace algo más de 110 años, pero su autoría es aun un tema de gran debate para muchos.

Es comúnmente dicho que fue en Estados Unidos donde se elaboró por primera vez la hamburguesa tal y como la conocemos, gracias a Walter Anderson, quien, luego de haber probado el entonces impopular bocado en la Feria Mundial de San Luis, empezó a distribuirla a través de su cadena de cafeterías. Pero ¿Cómo llegaría la receta a formar parte de una Feria Mundial? Aquí es donde entran los alemanes.

Al parecer, la receta fue llevada directamente a EE.UU. por los alemanes. La población norteamericana adoptó poco a poco esta nueva propuesta (la gente prefería pizza o pollo frito). Pero los migrantes alemanes no se atribuyen la totalidad del crédito, pues la preparación de un filete entre dos panes no era nada nuevo, el toque estuvo en hacer uso de una receta proveniente de -sorpresa- Hamburgo.

En Hamburgo existía (aun existe) un bocadillo de fácil preparación y popular entre las personas de bajos recursos por no requerir de muchos ingredientes, el Frikadelle (conocido desde el siglo XIV en Hamburgo, Alemania). El uso la receta que incluía carne picada o molida, le dio otro toque a la nueva preparación y los alemanes empezaron a llamar a su receta: filete americano estilo Hamburgo.

Con los años, el nombre se fue abreviando hasta terminar llamándose burger (en inglés) o hamburguesa como la conocemos en el mundo de habla hispana.

En 1940, la hamburguesa llegó a consolidarse como alimento y bocado popular gracias a la apertura de la cadena de restaurantes de los hermanos Mac y Dick McDonald.

Como se menciona en un principio, existen hallazgos que muestran preparaciones similares a la hamburguesa que pertenecen a la época del antiguo Egipto, pero también se sabe que en el antiguo Imperio Romano existía una versión que consistía en vino pasado y sal sobre carne molida, todo en el interior de un pan.

Por otro lado, cabe mencionar que los alemanes adoptaron la técnica y uso de carne molida por influencia de los tártaros.