Historia del plato

Si hay algo que enorgullece a los bolivianos, es que este plato es 100% originario de Bolivia. Y que no han pasado muchos años desde su creación, solo algunas décadas.

Específicamente, nace durante el año 1974, en un restaurante llamado «Miraflores» que era dirigido por el matrimonio Quiñonez, quienes atendían todo tipo de clientela, incluyendo algunos pilotos que eran clientes frecuentes.

De manera tal, que un buen día algunos de esos pilotos decidieron que querían un plato nuevo, algo nunca antes visto. Y vaya sorpresa la que se llevaron cuando efectivamente les dieron un plato novedoso; el cual, según versiones más recientes, constaba de una mezcla entre carne picada con papas fritas y salsa picante.

Tal fue la acogida del platillo, que pronto se volvió muy solicitado en el local, expandiéndose la receta hasta distintas partes de la nación, y luego del mundo. Llegando a ser lo que hoy en día, gracias a las distintas formas de preparación que se han ido implementando con el pasar de los años.

Características del platillo

También conocido como «pique a lo macho», se trata de un plato típico boliviano, que es indispensable en la mesa de los amantes de la carne.

Entre los ingredientes opcionales que se le suelen agregar podemos encontrar la mostaza, huevos, cebolla, locoto, salsa de tomate, mayonesa, chorizo, pollo, tripitas, salsa de soya, ajo y pimentón.