La bebida es colorida, espesa y deliciosa, hecha de maíz morado, canela, agua y azúcar. El api es tan espeso que también se puede comer con cuchara. Muchas referencias coinciden que la región del Oruro es donde mejor se preparar esta rica bebida.

También hay una versión blanca de la bebida: api blanco, que se elabora con leche, azúcar, canela y maíz blanco. Puede también encontrarse en la región norte de Argentina.

El api morado que se bebe regularmente muy caliente, aunque algunos toman la variedad de api blanco bien frío. Por otro lado, el api morado se prepara de una manera completamente diferente, cuando comparas ambas recetas.

En las frías mañanas de la montaña, no hay nada mejor que una taza humeante y caliente de rico azúcar de maíz líquido. Tanto frio como caliente el api suele servirse para el desayuno, especialmente cuando se acompaña de buñuelos y pasteles.

Se puede encontrar en diversas partes tanto en restaurantes como en puestos callejeros. Con todo el azúcar, puede que sea demasiado dulce para algunos paladares y probablemente no sea lo más saludable del mundo, pero una porción ciertamente proporciona mucha energía para el día.

Debes estar atento a las estaciones de autobuses, donde los vendedores se lo venden a los que llegan en los autobuses nocturnos sin calefacción. Además, Api es una bebida típica del Carnaval, por lo que la verá por todas partes en esa época.