Incluir verduras en nuestra dieta diaria, no es solo una cuestión de sazón, sino también de nutrición, y no por nada es imposible hallar un solo plato en la cocina boliviana que se rehúse a incluir entre sus ingredientes alguna variedad de verdura.

Sin embargo, es común dejar de lado espinacas, espárragos, vainas, y toda una amplia variedad de verduras, solo porque no estamos habituados a prepararlas o incluirlas en algún plato en particular, así que hoy daremos solución a eso, pues recuerde que siempre que aumente la cantidad y variedad de verduras en sus preparaciones, éstas derivarán en una dieta más sana.

  • Las vainitas, espárragos, zanahorias y pimientos suelen quedar bien con una pizca extra de azúcar si se calientan en sartén.
  • A veces sucede que algunas verduras quedan secas durante el tiempo de conserva en el refrigerador, para no desperdiciarlas, podemos calentarlas con un poco de aceite y sal.
  • Si quiere disfrutar de unas verduras hervidas, pero desea que éstas queden suaves, intente no poner la tapa de la olla hasta que hierva un poco, luego, agregue un chorro corto de aceite. Ahora si tape la olla.
  • Estamos poco acostumbrados a saborizar bien las verduras, muchas veces no vamos más allá de sal, aceite y vinagre, pruebe añadir ajo y laurel a las preparaciones de verduras, sean éstas hervidas o al vapor, podemos garantizarle buenos resultados.
  • Puede usar un poco de mantequilla para freír las verduras al sartén, pero procure no abusar mucho del lácteo, pues también queremos cuidar nuestra salud.
  • Por último, mezclar las verduras con la carne durante la cocción de ambas puede ayudar mucho para concebir un sabor único y diferente en sus platos, tome eso muy en cuenta.