Contrariamente a lo que se creía, nuevos estudios demostraron que los consumidores de chocolates, son en su mayoría personas de complexión delgada, pero eso no es todo, sino que el consumo de chocolate no engorda.

Un informe publicado por la revista Archives of Internal Medicine, dio a luz que las personas que se alimentan de chocolate regularmente tienden a ser más delgadas. El estudio se realizó sobre 1.000 personas en EE.UU. (así es, uno de los países con mayor población que padece de obesidad), según el informe, los consumidores habituales o regulres de chocolate, tuvieron mayor tendencia a reducir o mantener su peso que aquellas personas que consumían el chocolate de vez en cuando.

Para el estudio, no todo en el estudio controló el consumo de chocolate, sino que también se tomó en cuenta la actividad física de los sujetos de investigación, frecuencia de la misma, y sus hábitos alimenticios. Estos resultados implican que no se trata de la cantidad que se consuma sino de la frecuencia, por ejemplo, los sujetos de investigación consumían en promedio una ración de chocolate dos veces por semana.

Ahora, si bien los resultados del estudio sobre la relación entre el chocolate y el sobre peso se muestran optimistas, no debemos dejar de lado que el abuso de un alimento, siempre conlleva un daño colateral. El chocolate proviene del cacao, y el cacao contiene niveles altos de grasa, y la elaboración del chocolate hace que éste mismo contenga una dosis alta de azúcar por lo que aunque ahora podemos degustarlo con mayor frecuencia, tampoco es recomendable abusar de su consumo.