Administrar el consumo de electricidad en nuestro hogar no siempre resulta ser una fácil tarea, pues generalmente sucede que o no tenemos claro cuáles son los aparatos de mayor consumo, o no hacemos un uso adecuado de éstos. En esta ocasión, veremos como manejar su refrigerador para evitar el elevado consumo de energía eléctrica, para ello, hay que tener en cuenta que mientras menos trabajo tenga el motor del freezer, menos energía gastará.

1. Mantenga la puerta cerrada.

Suena bastante obvio, pero no es tan simple. En el transcurso del día, abrimos el refrigerador en repetidas ocasiones, para evitar estas repeticiones y tener así menos tiempo la puerta abierta, lo mejor es tener en cuenta que alimentos sacaremos del refrigerador antes de abrirlo y sacar todo lo necesario en una sola apertura.

2. Mantenga el refrigerador lleno.

Existen menos probabilidades de que el frío se pierda si hay más alimentos congelados, pues habrá menos espacio para permitir al aire caliente entrar, es por eso que mantener el refrigerador lleno es muy útil. El motor no trabajará tanto si ya todo está congelado dentro del aparato.

3. No intente enfriar alimentos o bebidas calientes.

Un brusco cambio de temperatura en el interior del refrigerador, obligará al motor a trabajar el doble por más tiempo, pues es su función mantener cierta temperatura dentro del aparato.

En promedio, un refrigerador llega a consumir el equivalente a cuatro o seis focos, dependiendo de su correcto uso, pero con estos consejos podría llegar a reducir el consumo a al equivalente de tres focos. Si usted busca ahorrar aun más energía, acá tiene una lista de los aparatos del hogar que más energía consumen:

  • Caldera eléctrica (15 focos)
  • Horno de microondas (diez focos)
  • Secadora de cabello (doce focos)
  • Plancha (diez focos)
  • Cocina eléctrica (cuarenta y cinco focos)
  • Licuadora (tres focos)