Las frituras son las preparaciones favoritas de muchos, pero siempre vivimos bajo el mito de lo nocivas que pueden resultar para nuestra salud. Sin embargo, este mito parece quedar desvalido después de una serie de investigaciones realizadas por miembros de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), y cuyas publicaciones se realizaron a través de la versión digital del British Medical Journal (BMC).

Es necesario aclarar que el estudio se realizó en base a frituras hechas con aceite de oliva y aceite de girasol, donde alrededor de 40 mil personas entre los 29 y 69 años de edad prestaron información acerca de sus hábitos alimentarios durante 11 años. En un principio, ninguno de los entrevistados padecía de males coronarios, fue durante el proceso de la investigación que surgieron dichos males en unas 606 personas.

Si bien es un mito menos en la cocina, debemos recordar que el abuso de cualquier componente puede resultar dañino, por ejemplo, es un hecho que el colesterol en altas cantidades resulta perjudicial para la salud.